Kagemusha (remake)


 

2080030.jpg

 

Se sienta en su cumbre
con su peto, su trono y su corona.
Continúa intacto y en reposo.

Contempla la fiesta.

En las sombras del valle
la sombra aúlla su canto.

La carne mutilada cae a pedazos
y no hay aves negras
volando sobre el pasto
de cadáveres.

Los niños protegen
la sombra de Su Alteza.
Caen uno a uno y los capitanes,
alertas al oficio, levantan los pedazos
y reemplazan. Reemplazan sin cesar
la guardia de inocentes.

Nunca será su culpa
la muerte de los otros.
Es culpa de los otros la noble guerra.
Nunca su culpa las heridas,
el deslave en la colina,
la sombra de su sombra.

La montaña se mueve y no se mueve.

El arco en el horizonte
anuncia su canto y su danza.

Al final de la película,
los caballos retozan en la muerte.

No hay sangre, ni llanto.
Solo asombro.

La montaña se mueve
y no se mueve.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s