Gustavo Flamerich. Diversiones de 4 siglos en Venezuela 1500-1900.


diversiones-4-siglos.jpg

  • Edición del autor, con la colaboración de CANTV, 2005.

Desde hace mucho tiempo, la historia como ciencia ha dejado de ser el acopio de información acerca de los grandes hombres y de las fechas patrias. Hacia el final del período de la visión enciclopedista de la historia, interesada más en convertir documentos en monumentos como diría Foucault, el hombre había ya delimitado su realidad pasada en beneficio de la construcción de imaginarios que pudieran dar coherencia a los proyectos nacionales. Montada esa escenografía, quedaba ahora mirar los simples hechos cotidianos. He allí el nacimiento de toda una bibliografía interesada ahora en mostrar el cómo y el porqué de los hechos de la vida diaria.

Es en ese territorio donde se inscribe esta interesante investigación que realiza una gran parábola que tiene como punto de partida las actividades para el divertimento de nuestras culturas prehispánicas, hasta concluir en los muy elaborados e intrincados ejercicios físicos e intelectuales de finales del siglo XIX. Para ello, el autor realiza una detenida lectura que va desde los cronistas de Indias hasta los diarios y revistas que tanto espacio ocuparon en el siglo XIX, rescatando para el lector una profusa historia de las diversiones, pasatiempos o simplemente deportivas que ocuparon el tiempo libre de la sociedad venezolana, aun cuando deja por fuera (por considerarlas una acción cruenta contra los animales, confiesa el autor) las peleas de gallos y las corridas de toros. Llama la atención que juegos como el cricket o el frontón (de origen europeo) no hayan calado con profundidad más allá de los años en que se organizaron dichas iniciativas. Cosa contraria ocurrió con el béisbol, deporte plenamente establecido en nuestro imaginario cultural, como se sabe

El libro incluye una serie de ilustraciones interesantes (una verdadera lástima que sean tan pocas) y concluye con una extensa bibliografía consultada que muestra la intensidad de la búsqueda de los datos y que puede satisfacer la curiosidad de quienes continúen con iniciativas semejantes. La continuación de este libro debe ser una historia, ya no de fechas y eventos, sino el intento de responder a la pregunta de cómo socialmente el venezolano hace de su tiempo libre un encuentro con lo eterno, con el ocio en su acepción latina y cómo a parir de allí se construye un imaginario social.

Para los curiosos e interesados, el libro sólo se adquiere en la página web www.diversionesen4siglos.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s