Un juguete para recordar el pasado. José Jiménez Garelli

almelatalcual2.jpg

(Foto: Ilich Otero)

Lo que en un momento fue una distracción en su infancia, hoy sirve de plataforma para que el poeta Harry Almela presente una visión retrospectiva de su vida.

José Jiménez Garelli
TAL CUAL


El meccano. Aquél viejo juguete de piezas metálicas y armables, con las que pueden construirse aviones, carros y motos, adquiere vigencia nuevamente en un poemario, en el cual Harry Almela proporciona sus propias instrucciones para armarlo. “Son 45 poemas con los que trato de hacer una reconstrucción de lo que son mis grandes pasiones y afectos, como la música, la literatura, los viajes. En pocas palabras, construir mi meccano”.
Almela presentó el volumen Instrucciones para armar el meccano, que le valió el reconocimiento del jurado del V Concurso Transgenérico de la Fundación para la Cultura Urbana, el jueves 16 de noviembre en la librería Alexandría II de Paseo Las Mercedes. El importante galardón se suma a la lista de premios por sus anteriores trabajos, entre los que destacan Cantigas (1990), Muro en lo blanco (1991), El terco amor (1996), Los trabajos y las noches (1998) y más recientemente, La patria forajida (2006).
Su obra se caracteriza por poemas que pertenecen a distintos períodos de su vida, algunos de ellos habían sido abandonados y luego terminados para esta publicación, y otros tantos escritos para esta ocasión. “Como es un meccano todo servía. Lo que me gusta es que durante el proceso de hacerlo aprendí mucho, aprendí a armar cosas, no es que no lo supiera hacer, sino que tuve más soltura. Por eso creo que mi objetivo está cumplido”.
En este libro, catalogado por él mismo para adultos contemporáneos, sobresalen los versos extensos, que parecen prosas, “se parece más a mí, porque antes era otro tipo de poemas, más breves. Desde ese punto de vista este es más sincero y sencillo”.
Con respecto a sus planes a futuro no adelanta mucho, sólo hace una observación: “mucha gente piensa que esto es una carrera y que después de este libro tiene que venir otro. Puede ser que continúe escribiendo como puede ser que no. Esto es un destino que se padece a pesar de uno: no es que uno vive de la literatura, sino que se vive a pesar de la literatura”.

  • Letras polarizadas

A juicio de Almela, en estos momentos, en la literatura ocurre lo mismo que en el resto de los sectores de la vida del país: está partida en dos, “un sector de amorosos y otro sector de traidores a la patria”.
“Me parece terrible que esa polarización no permita ver hacia ningún otro sitio, porque yo siento que debemos enfocarnos en la creación de un espacio cultural que hable de nosotros”. Cree que en este momento es muy importante fortalecer los espacios alternativos privados y dejar de depender del Estado para poder producir libremente y sin sesgos.
Con respecto la Feria Internacional del Libro de Venezuela 2006 (Filven), manifiesta que estuvo ausente como comprador y escritor, pues fue creada como un espacio más para la confrontación política. Le parece un “exceso” hacerle un homenaje al “Che” Guevara si él no fue escritor. “¿Qué pasa con los escritores cubanos, por qué no se le hace un homenaje a Reinaldo Arenas o a Raúl Rivero? El problema radica en que si vas a la feria es porque estás apoyando el uso de la imagen del Che en estos actos, pero si no vas te estás autoexcluyendo. Me parece una guerra muy perversa”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s