moralidades legendarias | josé emilio pacheco


MORALIDADES LEGENDARIAS

Odian a César y al poder romano
Se privan de comer la última uvita
pensando en los esclavos que revientan
en las minas de sal o en las galeras
Hablan de las crueldades del ejército
en las Galias e Iliria
Atragantados
de jabalí perdices y terneras
dan un sorbo
de vino siciliano
para empinar los labios
pronunciando
las más bellas palabras:
la uuumanidaaa el ooombreee
todas ésas
tan rotundas tan grandes tan sonoras
que apagan la humildad de otras sin eco
—como digamos por ejemplo
“gente”

Termina la función
Entran los siervos
a llevarse los restos del convite
Y entonces los patricios se arrebujan
en sus mantos de Chipre
Con el fuego del goce en sus ojillos
como un gladiador que hunde el tridente
enumeran felices los abortos
de Clodia la toscana
la impotencia de Livio los avances
del cáncer en Vitelio
Afirman que es cornudo el viejo Claudio
y sentencian a Flavio por corriente
un esclavo liberto un arribista

Luego al salir despiertan a patadas
al cochero insolado
y marchan con fervor al Palatino
a ofrecer mansamente el triste culo
al magnánimo César

josé emilio pacheco

Anuncios

una nota acerca de las interpelaciones


Doblepensar significa el poder, la facultad de sostener dos opiniones contradictorias simultáneamente, dos creencias contrarias albergadas a la vez en la mente. El intelectual del Partido sabe en qué dirección han de ser alterados sus recuerdos; por tanto, sabe que está trucando la realidad; pero al mismo tiempo se satisface a sí mismo por medio del ejercicio del doblepensar en el sentido de que la realidad no queda violada. Este proceso ha de ser consciente, pues, si no, no se verificaría con la suficiente precisión, pero también tiene que ser inconsciente para que no deje un sentimiento de falsedad y, por tanto, de culpabilidad. El doblepensar está arraigado en el corazón mismo del Ingsoc, ya que el acto esencial del Partido es el empleo del engaño consciente, conservando a la vez la firmeza de propósito que caracteriza a la auténtica honradez. Decir mentiras a la vez que se cree sinceramente en ellas, olvidar todo hecho que no convenga recordar, y luego, cuando vuelva a ser necesario, sacarlo del olvido sólo por el tiempo que convenga, negar la existencia de la realidad objetiva sin dejar ni por un momento de saber que existe esa realidad que se niega… todo esto es indispensable. Incluso para usar la palabra doblepensar es preciso emplear el doblepensar. Porque para usar la palabra se admite que se están haciendo trampas con la realidad. Mediante un nuevo acto de doblepensar se borra este conocimiento; y así indefinidamente, manteniéndose la mentira siempre unos pasos delante de la verdad. En definitiva, gracias al doblepensar ha sido capaz el Partido —y seguirá siéndolo durante miles de años— de parar el curso de la Historia.

Del libro ficiticio Teoría y práctica del colectivismo oligárquico, de Emmanuel Goldstein.

Tomado de la novela 1984, de Orson Wells.

los pendejos


Mi abuela decia:
Habría que acabar con los uniformes que le dan autoridad a cualquiera ¿Qué es un general desnudo?

Y tenía razón. Y tenía derecho a hablar de esto, porque estuvo casada con un coronel que era realmente un hombre valiente.
Solamente le tenia miedo a los pendejos.

Un día le pregunté por qué y me dijo:

Porque son muchos.  No hay forma de cubrir semejante frente. ¡Y por temprano que te levantes, adonde vayas, ya está lleno de pendejos! Y son peligrosos porque, al ser mayoría, eligen hasta al presidente.

Y los hay de toda categoría.

Por ejemplo, está el pendejo informático, que es un pendejo computado.
El pendejo burócrata, que es oficialmente pendejo.
El pendejo optimista, que cree que no es pendejo.
El pendejo pesimista, que cree que él es el único pendejo.
El pendejo esférico, que es pendejo por todos lados.
El pendejo fosforescente, porque hasta de noche se ve que por allá viene un pendejo.

El pendejo de referencia:
-¿Dónde está Alberto?
– Allá, al lado del pendejo de la chaqueta gris.

El pendejo consciente, que sabe que es pendejo.
El pendejo de sangre azul, que es hijo y nieto de pendejos.
Y el más peligroso de todos: el pendejo demagogo, que cree que el pueblo es pendejo…

zelaya

etimologías


zapata

en dialecto suahili, “monólogo” quiere decir “palabra de mono” o “de primate”, que equivale a “palabra de gorila”, es decir, “palabra de militar”.

el primate (“siempre primero”), se divierte a costillas del sufrimiento ajeno, disfruta de sus largas peroratas. fanfarronea constantemente frente a los demás, tratando de demostrar que él es quien la tiene más grande. para ello, echa mano de su ley. las sesiones televisivas son conocidas por el nombre genérico de “la fiesta del chivo”.

en la taxonomía creada por carl von linneo a fines del siglo xviii, después de los primates se encuentran los “secundates” (o segundones), que vienen a ser tanto como los funcionarios de los poderes públicos: ministros, tribunal supremo, poder ciudadano, poder electoral, legislativo, etc. están impedidos para articular argumentos, pues tienen un serio problema al momento de codificar la realidad. este inconveniente está relacionado con una falla de origen detectada en el cromosoma 28. sólo repiten lo que oyen y por eso a veces se les dice “loritos”. por ejemplo: “ahí va el lorito de nicolás maduro a declarar lo de siempre”. “lo de siempre” debe traducirse acá por “fascistas”, “golpistas” “pagados por la cia”, “enemigos del proceso histórico que lidera el primate”, etc.

luego de los “secundates” vienen los “tertiates” (o tercerones), que vienen a ser los creadores y pensadores que apoyan al gorila. se distinguen de los “secundates” porque saben repetir lo que dice el mico-mandante (en alemán: führer), pero le agregan algunas comas y, sobre todo, abundantes signos de admiración. esto lo hacen de manera graciosa y más o menos inteligente, lo que les garantiza cierto aspecto de esa candidez característica que les arrima el mote de “intelectuales orgánicos”. no se inmutan cuando el primate, en tono burlón, engola la voz para decir “los intelectuales”, a pesar de que se refiera a ellos mismos. los “tertiates” suelen estar en posición de foca o de perrito de taxi, sentados justo al frente. de esta manera se convierten en animadores de la fiesta del chivo y ganan indulgencia con su propio escapulario. tiran la piedra y se esconden detrás de los muros de la patria suya, mientras los “secundates” arrojan gas del bueno al resto de la tribu. los paisanos suelen confundirlos con krosty, el payaso de los simpson. esta exégesis es del todo infundada, pues es un hecho público y comunicacional que krosty usa maquillaje.

entre los “tertiates” más destacados del mundo, figuran ignacio ramonet, mario benedetti, juan carlos monedero (el apellido nada tiene que ver con su calaña de ávida dollars) y silvio rodríguez, a quien por cierto ya nadie le cree cuando dice “futuro”.

en venezuela, luis britto garcía y roberto hernández montoya son “tertiates ” en versión prêt-à-porter. se les consigue en el mercado en un modelo con traducción simultánea para poder entenderles.

un extraño ejemplar de “tertiates”, en forma de caballo hecho con foammy, se le puede encontrar merodeando entre la casa de bello, el teresa carreño y el san ignacio.

tanto el primate como los “secundates” y terciates”, montaron un parque temático llamado “utopía”, ubicado sobre el espacio que ocupa la república de venezuela.

la donna è mobile


yo soy el cantante

Cuando se supo que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quería reunirse con Andrea Bocelli, cualquiera pudo suponer que el mandatario quería escuchar al cantante. Lo que nadie se imaginó es que el líder quería que Bocelli lo escuchara a él. Y eso fue precisamente lo que ocurrió ayer en la tarde en el Palacio de Miraflores: en el encuentro que sostuvieron en el despacho presidencial, el primer mandatario le cantó Venezuela y Traigo polvo del camino al reconocido tenor italiano.
Una reunión en la que estuvo presente el cuatrista Williams Viña Pino, quien le contó al tenor la historia del cuatro y cómo se convirtió en instrumento tradicional venezolano, además de tocar varios joropos.

Tomado de El Universal, 26 de abril, 2009. Arte y Espectáculos, p.  3.

PD: lo bueno de la reunión, fue su productividad: uno que no ve, y el otro que no escucha...

la alfombra roja


gallegoszapata

El presidente de la hermana república de Feudalia, mariscal Manuel Anzábal, toma el juramento de práctica a nuevos ministros, en una ceremonia que se lleva a cabo en el Circo Estatal capitalino.
Juran los nuevos ministros:
De salud pública, general Roberto Frelloni.
De agricultura, contralmirante Esteban Rómulo Capdeville.
De vías navegables, brigadier Jorge McLennon.
Y de educación y cultura, cabo primero Anastasio López…

Les Luthiers: Los noticiarios cinematográficos.

Comparto con el resto del universo el criterio de que los premios no son garantía de calidad o buenos consejeros para algo. Quiero decir que mi guía de lecturas no pasa por premios, así como mi catálogo de películas no pasa por el Óscar. Que un colectivo escoja lo mejor de una lista, sobre todo, cuando las obras ya son conocidas, es tanto como rizar el rizo. Y más aún cuando dicha selección se hace en nombre de quienes no tienen el gusto de conocer, es decir, de esa masa anónima que se llama el público. Sin embargo, y esto no está de más recordarlo para los párrafos que siguen, resultan buenos mecanismos de promoción y merchandising de la obra. Acá, el ego capitalista (hay que usar la neolengua) juega un papel importante. Muy importante. En el caso de la literatura, la ordenación de lo que Pierre Bourdieu llama pomposamente el campo literario (el circuito editorial, la crítica,  la academia y los premios) conforma el territorio de tensiones en donde entra y debe desplazarse la obra. Ese comercio entre obra y público es lo que, en fin de cuentas, permite el conocimiento y, más aún, el reconocimiento. Por los intersticios de esas rendijas, se cuela el ego del escritor, considerado acá ya no como simple ciudadano, sino como artista. Pero, como la literatura no es platónica, necesita ejercer su dominio en un espacio y tiempo determinado. Es lo que el mismo Bourdieu llama el campo de Poder. Sobre este último punto regresaré más adelante. Baste con adelantar que la edición de un premio de reconocimiento no se da en el aire literario, si no en un país real. Quiero decir que el problema no es exclusivamente literario, lamentablemente.

Toda esta perorata tiene qué ver con la próxima edición del Premio Internacional de Novela “Rómulo Gallegos”, cercado como está por elementos  contradictorios, justo en este año. Y voy al grano. Hay cosas que no entiendo de los novelistas venezolanos, sobre todo de aquellos que han hecho visible oposición al actual gobierno revolucionario, socialista y bolivariano (hay que usar la neolengua). Los que creen en el socialismo como en una lámpara de inagotable aceite (la frase es de Jaime Sabines), lo tienen claro y pueden reposar tranquilamente sus muy dignas cabecitas en la almohada. Para ellos, es muy simple: ansían obtener para sus dilatados curricula (gestados con mucho tesón desde lo que la neolengua designa como la Cuarta República) la versión criolla del Casa de Las Américas. Mas si yo fuera un novelista, un buen novelista, y estuviera en esa lista de participantes (bueno en mi caso sería con una bobela, nunca una novela), no pensaría mucho en retirarla. Por varias razones.

Sigue leyendo

fahrenheit 451


fahrenheit 451

Detalle de Santo Domingo y los albigenses, de Pedro Berruguete, en el que se muestra la quema de libros de los albigenses.

Libros a la basura

Martha Cotoret
Diario Tal Cual 03/03/2009

Los antiguos administradores de las bibliotecas del estado Miranda mandaron las obras de Gallegos y otros clásicos a la trituradora, por considerarlas caducas.

Seis mil tomos de obras de Rómulo Gallegos y otros autores fueron desechados y vendidos como pulpa de papel por “estar desactualizados”, denunció Miriam Hermoso, presidenta del Instituto Autónomo de Bibliotecas e Información del estado Miranda (IABIM).

La denuncia se produce pocos días después que Doña Bárbara, la obra cumbre de Gallegos, cumpliera 80 años en febrero. No obstante, la novela, junto a otros títulos, terminaron en la trituradora pues “la antigua gerencia del IABIM desincorporó obras clásicas de la literatura por considerarlas caducas”, denunció la actual presidenta del IABIM. Irónicamente, el escritor será homenajeado este año por varias instituciones.

Trama de la novela Fahrenheit 451, de Ray Bradbury

Tomado de : Wikipedia

Fahrenheit 451: la temperatura a la que arde el papel.

Guy Montag es un bombero que no se dedica a apagar incendios. En la sociedad imaginada por la novela, de caracter distópico, los bomberos tienen la misión de quemar libros ya que, según su gobierno, leer impide ser felices porque llena de angustia; al leer, los hombres empiezan a ser diferentes cuando deben ser iguales, el cual es el objetivo del gobierno, que vela por que los ciudadanos sean felices para que así no cuestionen sus acciones y los ciudadanos rindan en sus labores. Al principio de la novela, el país de Montag esta al borde de la guerra.

parlar-te de llavors/ para joan manuel


corazón partío

Quiero comenzar estas líneas recordando tus remotos días de Els setze jutges, de tu encierro voluntario en Montserrat, junto a otros incondicionales, en protesta por el derecho a la vida, aun cuando los condenados a muerte fuesen de la ETA; de lo mucho que te costó renovar tu pasaporte en su momento, así como de los incidentes cuando tu viaje a Chile en medio del terror de la dictadura militar. Quisiera recordarte, aunque de pronto esté de más, lo que ha costado política, social y culturalmente a España y a la Catalunya de las cuatro barras, superar el duro infierno que se inicia el 18 de julio de 1936 y que culmina, por la gracia de Dios, el 20 de noviembre de 1975, manu militari de por medio. En esos remotos años, mozo e inocente yo, comencé a seguir paso a paso tu destino, que sentía urticariamente ligado a toda nuestra generación. Los amigos me recortaban tus entrevistas y tus fotos. Recuerdo unas declaraciones en Buenos Aires, deliciosas, en donde llamabas a Mercedes Sosa una niña del Opus Dei. Coño (me dije). Este tipo anda en una vaina.

Sigue leyendo

nuevo himno nacional (o de las focas, no me jodan)


no se pierdan el detalle del vestidito y el peinado clase media gringa.

todo un personajillo de tim burton.

Sigue leyendo