dear mr president…


Anuncios

los amorosos / jaime sabines


jaime_sabines2.JPG

LOS AMOROSOS

Los amorosos callan.
El amor es el silencio más fino,
el más tembloroso, el más insoportable.
Los amorosos buscan,
los amorosos son los que abandonan,
son los que cambian, los que olvidan.

Su corazón les dice que nunca han de encontrar,
no encuentran, buscan.
Los amorosos andan como locos
porque están solos, solos, solos,
entregándose, dándose a cada rato,
llorando porque no salvan al amor.

Sigue leyendo

el diablo en el paraíso


Invasores obligaron al Cicpc a liberar a dos detenidos

Los sujetos que exigían la liberación destruyeron una patrulla del Cicpc

Laura Dávila Truelo

EL UNIVERSAL

 

circo_vampiro.jpg

Cerca de las diez de la noche del martes, el director del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, Marcos Chávez, escoltó hasta la puerta de la sede central del Cicpc a dos sujetos que ocho horas antes habían sido detenidos por funcionarios de ese cuerpo justo cuando robaban a un motorizado en la esquina de La Pelota, a pocos pasos de la central del Cicpc.

La liberación ocurrió después de que la víctima del robo había declarado, y que se confirmó que Máximo Jonathan Fernández, de 25 años, portaba en un bolso un revólver 38 marca Taurus con los seriales desbastados y sin porte de armas, y que su compañero Harwick Rafael Gutiérrez está solicitado por el Tribunal 27 de Juicio desde el 20 de junio de 2006.

Aun así ambos hombres quedaron en total libertad, al parecer tras la intervención de un diputado de la Comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional, y de más de cinco horas de protestas de un grupo de compañeros de los detenidos que son invasores de dos edificios de la avenida Urdaneta.

Todo comenzó pasada la una de la tarde del miércoles. Un grupo de funcionarios de la división de drogas regresaba de comer cuando se percataron del robo, y trataron de detener a los asaltantes. Los dos hombres arremetieron a golpes contra los efectivos, lo que inició un pelea en la que intervinieron dos mujeres de los edificios invadidos que agredieron a una funcionaria. Otros efectivos vieron lo ocurrido y lograron la aprehensión de los dos sujetos, uno de los cuales corrió para tratar de ocultar el bolso en el que llevaba la pistola.

Poco después, un grupo de los invasores se apostó a las puertas del Cicpc, gritando consignas en las que aplaudían a los policías que están con el proceso y abucheaban a los que no. Además exigían que se dejara libres a sus compañeros.

Pasadas las siete de la noche, funcionarios a bordo de dos patrullas del Cicpc salían de la central a atender dos emergencias cuando uno de los vehículos fue atacado con bates y palos por los manifestantes, además lanzaron una rolinera contra otra de las patrullas, lo que rompió el vidrio de la unidad y casi le da a uno de los afectivos.

Tras una conversación con los líderes de la manifestación las cosas se calmaron, pero más tarde volvieron a arremeter contra la sede, hasta que a las diez el director del Cicpc acompañó a los dos sujetos hasta la calle, y así se calmó el conflicto.

Algunos funcionarios aseguran que la verdadera razón de la detención de los hombres fue que los sujetos comenzaron a insultar a los policías cuando estos regresaban de comer y eso inició la golpiza.

Pero en el final de la protesta el director ordenó que se abriera una averiguación administrativa contra los funcionarios que tomaron parte en el conflicto con los invasores y que practicaron la detención.

Otras fuentes aseguraron que incluso a los liberados se les devolvió el arma que les había sido decomisada.

 

 

Sigue leyendo

no esperes…


a votar!

No esperes golpes de suerte,
seguirás a su merced
mientras haya gente que
trafique con la muerte.

No esperes de ningún modo
que se dignen consentir
tu acceso al porvenir
los que hoy arrasan con todo.

Todesfuge/ Fuga de la muerte/ Paul Celan


auschwitz_birkenau.jpg

Fuga de la muerte

Leche negra del alba la bebemos al atardecer
la bebemos al mediodía y a la mañana la bebemos de noche
bebemos y bebemos
cavamos una fosa en los aires allí no hay estrechez
En la casa vive un hombre que juega con las serpientes que escribe
que escribe al oscurecer a Alemania tu cabello de oro Margarete
lo escribe y sale a la puerta de casa y brillan las estrellas silba
llamando a sus perros
silba y salen sus judíos manda cavar una fosa en la tierra
nos ordena toquen ahora música de baile
Sigue leyendo

Todos han muerto / Pepe Barroeta


 

pepebarroeta.jpg

Todos han muerto.
La última vez que visité el pueblo
Eglé me consolaba
y estaba segura, como yo,
de que habían muerto todos.
Me acostumbré a la idea de saberlos callados
bajo la tierra.

Al comienzo me pareció duro entender
que mi abuela no trae canastos de higo
y se aburre debajo del mármol.

Sigue leyendo

El dios que adora/ Raúl Gómez Jattin


 

 

25bjattin.jpg

El dios que adora

Soy un dios en mi pueblo y mi valle
no porque me adoren sino porque yo lo hago,
porque me inclino ante quien me regala
unas granadillas o una sonrisa de su heredad.
O porque voy donde sus habitantes recios
a mendigar una moneda o una camisa y me la dan.
Porque vigilo el cielo con ojos de gavilán
y lo nombro en mis versos.
Porque soy solo.
Porque dormí siete meses en una mecedora
y cinco en las aceras de una ciudad.
Porque a la riqueza miro de perfil
mas no con odio.
Porque amo a quien ama.

Sigue leyendo

Me'n vaig a peu/ Joan Manuel Serrat y Victor Manuel


Sigue leyendo

Me’n vaig a peu/ Joan Manuel Serrat y Victor Manuel


Sigue leyendo

La canción más hermosa del mundo/ Joaquín Sabina


 

sabina6bis.jpg

Sigue leyendo